Benicadell Esportiu

José María Ferrero, el Mestre del Fútbol

Informa: Dani Aguilera. No hay en la historia del Ontinyent Club de Fútbol ningún futbolista que haya alcanzado cierta fama si no es a causa de sus méritos deportivos. Más de uno y más de diez de sus jugadores han alcanzado la primera división, el escalón más alto del fútbol español pero fuera de esa circunstancia, lógica como tal, no se conoce ningún caso salvo el de un ontinyentí que, una vez aparcada su carrera futbolística, ha quedado indisolublemente unido a un género que le hizo triunfar en su momento y que le permite todavía hoy, más de veinticinco años después de su fallecimiento, ganar batallas como el Cid Campeador. El parque más grande de Ontinyent está dedicado a su memoria. Fotografias Jose Maria Ferrero - copia (2)Nos referimos a José María Ferrero Pastor, José María Ferrero o simplemente “el Mestre” Ferrero. Del “Mestre” hoy nos ha quedado un patrimonio musical universal e inmortal que le ha llevado a estar reconocido como el mejor compositor de música festera. Pero nos vamos a referir a otra faceta más desconocida para el gran público, una faceta que también aplaudió el pundonor de José María Ferrero y que merece un sitio en su biografía ya más que contada y explicada; sus años como jugador de fútbol. José María Ferrero nace en 1926 y entre esa gran afición que era la música surge la de dar patadas a aquello que se le parece a un balón por lo que ambas aficiones se convierten en la válvula de escape en una época de luces y sombras.

Y es que el primer testimonio, esta vez gráfico, del “Mestre” Ferrero en un equipo de fútbol corresponde nada más y nada menos que al año 1938 en plena guerra civil, año donde nuestro protagonista se viste de corto con doce años para alinearse en un equipo, el Club Deportivo Europa. Los años cuarenta sirven al joven Ferrero para continuar su carrera musical y embarcarse en otro equipo de fútbol de aficionados de la ciudad, esta vez muy especial por dos circunstancias vitales. El Recreativo es más que un equipo de fútbol aficionado, es una peña de amigos que pervivirán para siempre en la amistad. Algunos de sus integrantes son músicos como José María. Y es el Recreativo uno de los núcleos de jóvenes deportistas que servirán para nutrir la plantilla del Ontinyent Club de Fútbol para la temporada 1947-1948, una vez que se vuelve a las competiciones federadas aunque con otra denominación, Peña Deportiva Ideal. _20141106_19082002 - copia - copiaJosé María Ferrero, que cuenta con veintiún años, es uno de los veintiocho jóvenes que componen la plantilla entrenada por Joaquín Reig “Ximet” y que dirige institucionalmente Rafael Mollá Albert y junto a él, otros nombres de ese Recreativo como Salvador Bolinches, Paco Plá, Vicente Reig o Cairols. El servicio militar en 1948 corta esta trayectoria para volver al club en la temporada 1949-1950 con José Vilanova “El xiquet de Valencia” de entrenador y José Alonso Tortosa en la presidencia. En el equipo se alinean Ferrero I y Ferrero II, los dos “sifoneros”, pues su hermano Rafael también jugará en el Ontinyent con un protagonismo más significativo que José María. Llegará a tener ofertas de fichaje por el Valencia y fue uno de los jugadores que se vistieron de corto en la inauguración del Estadio Municipal El Clariano el 10 de enero de 1951.

Una inauguración que ya no verá José María como futbolista pues tras ser uno de los integrantes de la plantilla que logró el ascenso a Primera Regional en Manises en 1950, encauzaría definitivamente su vida a una trayectoria musical inigualable que le llevaría a asumir la dirección ese mismo año de la Sociedad Unión Artística Musical de la que se convertiría en “alma mater” durante más de medio siglo y en la que lograría éxitos musicales inmortales.

FOTOGRAFIAS:

José María Ferrero como futbolista con el uniforme blanquinegro del Recreativo. (Historia de un pueblo. Crónica Sentimental de Ontinyent. 1940-2000. Antonio J. Lacueva).

Equipo del Club Deportivo Europa en el año 1938. José María Ferrero es el segundo de los jugadores de pie por la izquierda. Fútbol en Ontinyent en plena guerra civil. (Original Pilar Silvage. Archivo Daniel Aguilera Cambra).

Cuadro de honor de los integrantes de la plantilla del Ontinyent Club de Fútbol con la denominación de Peña Deportiva Ideal en la temporada 1947-1948. Marcado con un círculo rojo José María “El Mestre” Ferrero. (Historia de un pueblo. Crónica Sentimental de Ontinyent. 1940-2000. Antonio J. Lacueva).